(210) 561-9640 | 6144 Babcock Rd. San Antonio, TX 78240 pastor@puertaderestauracion.com

Nuestra Vision

Visión de “Puerta de Restauración” (Habacuc 2:2-3)

Jesucristo es el fundamento y la piedra angular de la Iglesia, y nadie puede poner otro fundamento. Quien lo haga es un hereje y un blasfemo. Efesios 2:19-22 y 1 Corintios 3:11-15

Hechos 2:42 nos habla de cuatro cosas en que perseveraba la iglesia naciente. Estas son:

  1. La doctrina de los Apóstoles (la Palabra de Dios).
  2. La comunión unos con otros (amistad y compañerismo).
  3. El partimiento del pan (Cena del Señor, Comunión).
  4. Las oraciones (privadas, públicas, devocionales, intercesoras, etc.).

¿Por qué debemos perseverar en estas cuatro cosas? Porque estas cuatro cosas son imprescindibles para poder continuar el edificio espiritual que se está construyendo. Sin estas cuatro cosas no se puede seguir edificando, ya que son “las cuatro paredes del primer piso”. Toda congregación Cristiana debe tener el fundamento y la piedra angular que es Jesucristo, y estas cuatro paredes para seguir edificando encima cualquier otro ministerio o visión que el Señor ponga en dicha congregación en particular.

Nosotros en la congregación “Puerta de Restauración”, queremos edificar algo duradero, con oro, con plata y con piedras preciosas. Hay 5 áreas importantes en nuestras vidas que nos afectan grandemente a todos. Estas áreas son:

Misiones

El Señor nos ha llamado a ir por todo el mundo y predicar el evangelio, y al que creyere y fuere bautizado, debemos enseñarlo en un discipulado activo. Evangelizaremos en San Antonio, y en el mundo entero. Mateo 28: 18- 20.

Matrimonios

Dios es el autor del matrimonio (Génesis 2: 24.) Matrimonios sólidos darán como resultado familias sólidas, lo cual a su vez dará una sociedad sólida y una iglesia sólida.

Familia

La familia debe venir como resultado del matrimonio. Todos pertenecemos a una familia, y necesitamos saber como actuar entre los miembros de dicha familia. Es importante ayudar a los padres en la crianza de sus hijos y en las demás relaciones familiares.

Finanzas

Deuteronomio 8: 18 nos dice que Dios es el que da el poder para hacer las riquezas. Todos somos afectados por las finanzas para bien o para mal. Si no tenemos lo suficiente, sufrimos. Si tenemos suficiente, pero no sabemos como manejarlas, también sufriremos. Si tenemos suficiente, y sabemos manejarlas, serán de bendición para nosotros, y para otros, y también para el reino de Dios.

Salud. 3 de Juan 2 dice: “Amado, yo deseo que tú seas prosperado en todas las cosas y que tengas salud, así como prospera tu alma”. El Señor nos da salud, pero muchas veces la descuidamos. Queremos aprender a cuidar la salud, pues es de suma importancia que estemos sanos. Creemos en la sanidad divina y también en la salud divina. Creemos también que Dios nos ha dado enseñanzas en su Palabra para mantenernos en salud (Éxodo 15: 26.)

El Señor ha de continuar ampliando la visión, y dándonos su provisión, para que se haga Su obra.

Si el Señor le pone en su corazón unirse a nosotros en esta visión, sepa que le estamos esperando con los brazos abiertos.